Iñaki Laskurain, presidente de la Federación Vasca de Rugby

“Se consiguen éxitos y títulos por parte de nuestros equipos que compiten al más alto nivel”

  • ¿Iñaki que es lo que hace al rugby un deporte diferente a todos los otros?
    En general y entendiendo que cada un@ encontrara diferentes atractivos, es el propio juego y su entorno lo que atrae: Juego colectivo y de combate, con contacto y evasión, con unas altas exigencias en cuanto a aspectos condicionales (fuerza, potencia, resistencia, velocidad etc.), altas exigencias técnicas, tácticas y estratégicas y una alta capacitación psicológica en la que deben de conjugarse: abnegación, valentía física, inteligencia táctica. Conocer los límites de uno mismo: dosificación de la agresividad (necesaria pero en su justa medida). Respeto: al adversario (todo lo que queremos para nosotros y hemos comentado anteriormente lo debe de tener en igual medida el adversario, por lo que lo valoramos) al árbitro (está regulando, lo que hace que nos pasemos bien, el juego) y como dicen los teóricos franceses la propia necesidad física de ayuda, lo cual hace que las amistades que surgen perduren en el tiempo y trasciendan a lo que es el propio juego.

  • ¿Cual es la situación actual del rugby en el país vasco? ¿Y en comparación con España?
    El rugby no es ajeno a la sociedad, y “sufre” lo mismo que otras modalidades deportivas digamos que enfocadas al rendimiento deportivo: desde la “irrupción” del ocio activo y ahora más con nuevas tecnologías,  la capacidad de desplazamiento de las personas etc, los hábitos sociales han cambiado enormemente y la oferta deportiva y de actividad física es inmensa a lo que debemos de añadir una tasa de natalidad de las más bajas de Europa y no es broma: en el año 1976, pico más alto desde que hay medición de la natalidad, hubo 37.680 nacimientos en toda la comunidad y en el 94 picó más bajo, 16.649, que és menos de la mitad y que son jóvenes que ahora tienen 18 y 19 años, es decir, nuestr@s practicantes potenciales. Esto hace que la situación es la que es en el conjunto de la comunidad autónoma del País Vasco en cuanto a posibles practicantes a lo que hay que añadir la realidad del espacio que ocupa nuestra oferta, en donde según un informe del Gobierno Vasco del 2009 el 54% de la población en edad igual o superior a los 16 años practica actividad física o deporte pero en donde el deporte federado ocupa solamente el 3% de este segmento. Dentro de ese 3% somos 46 federaciones, hay 4 deportes que suman casi el 60% de las licencias federadas, y en ese ranking y por número de licencias ocupamos el puesto nº 21 con 1.818 licencias de un total de 167.000, con otros deportes colectivos como el balonmano o el básquet triplicando y cuadriplicando nuestras cifras. Y una población de 2,5 millones aprox..

    Aún así estamos presentes en la 6 provincias del ámbito cultural de lo que es el País Vasco, el país donde se habla el vasco, norte y sur, con arraigo de la modalidad totalmente diferente. 2 de nuestros equipos del norte (Baiona y Biarritz) compiten en la liga más fuerte del mundo, el top 14, y sus presupuestos, de 17 millones de euros uno y 17,7 otro se encuentran entre los más altos de esa competición. Estos son los datos objetivos.

    Por otra parte en el País Vasco sur, que es nuestro ámbito competencial, y a pesar de ser un deporte minoritario, en el itinerario de rendimiento deportivo se  consiguen éxitos y títulos por parte de nuestros equipos que compiten al más alto nivel y tenemos también una creciente base en el itinerario de deporte escolar gracias al trabajo de clubes y federaciones provinciales. Hay un impacto mediático considerable tanto en televisión como en prensa escrita. No obstante debemos de ser conscientes de dónde estamos, qué nos rodea, cuál es nuestro espacio y cuál es nuestro valor añadido, que debemos de resaltar de nuestra oferta para ser atractivos o que existe ya y no explotamos. En ese sentido no nos podemos relajar y debemos de alejarnos del efecto placebo por el mero hecho de ser “mediáticos” (lo cual a veces insisto se convierte en un problema). Para eso tenemos que diseñar cuál queremos que sea nuestro futuro, nuestro posicionamiento partiendo del conocimiento y el análisis de lo propio y del entorno. Otro dato: Estamos presentes en 17 poblaciones de las 251 que tiene la comunidad. Estamos presentes en el 6,77% de las poblaciones de la comunidad. ¿Podemos, no ya avanzar, si no sobrevivir en un futuro tan cambiante y donde lo novedoso es obsoleto antes de que lo acabes? Son reflexiones que me hago constantemente.

  • En la entrevista que recuperamos de noticiasdeguipuzkoa.com del 2011 leemos que Iñaki Laskurain espera del futuro (que ahora es presente) “Que nos metamos la cabeza en una lavadora y vayamos con la mente en blanco, dispuestos a romper esquemas y modelos de hace 30 años, cuando nada era igual. Hay que tener la mente abierta para cambiar y aceptar los cambios.” ¿Qué cambios ha aceptado y que esquemas a rompido des del 2011?
    La diversidad de lo que nos rodea en el ámbito deportivo y sociológico y que “porque si” no va a llegarnos nada y que llorándonos unos a otros, echando balones fuera y culpando a otros por nuestras “desgracias”  y auto flagelándonos no vamos a ningún lado.

    En cuanto a romper algo… creo que nada ¡! Bromas aparte no creo que me corresponda a mi si no a observadores externos el ver si “he roto algo” en estos años, 4 en la Fed. De Gipuzkoa y 9 meses en la Fed. Vasca.

  • ¿Cómo Presidente de la Federación Vasca de Rugby ahora mismo que es lo más importante que tiene entre manos?
    Captación de recursos económicos, cambio de cultura de funcionamiento como federación tanto interna como externa (relacional) y una estrategia de reposicionamiento de la modalidad en el conjunto de la sociedad vasca y no solo en el ámbito deportivo. Creemos que podemos ayudar a nuestro país en su desarrollo y de eso estamos tratando con diferentes agentes políticos y sociales del país.
  • ¿Y fuera de la Federación, hay proyectos en curso o en mente? ¿Hacía donde se dirije Iñaki Laskurain?
    Bueno ahora a acabar el MBA (la tesina), he comenzado en la escuela de idiomas para poder tomarme unas relaxing cups of café con leche en cualquier lugar del mundo…, a nivel laboral también estamos haciendo reflexiones sobre cómo afrontar el futuro, y la verdad lo que más me gustaría sería poder disponer de tiempo para estar con mi familia a mi gusto, tener tiempo para entrenar, leer, estudiar y cuidar y disfrutar de mis relaciones sociales para hacer lo que hago, pero mucho mejor y que me sobre tiempo… A ese escenario me dirijo. Hacia una óptima gestión del tiempo que hemos estudiado en el MBA (espero que esto sirva para nota).

  • De jugador, a técnico, a directivo. De cada etapa, ¿qué momento destacaría?
    De jugador mi etapa en el Getxo: 9 temporadas, 4 títulos de Copa, 2 subcampeonatos de Copa, 1 Liga y 3 2ºs puestos en la Liga, 5 títulos interautonómicos, 20 internacionalidades, giras por todo el mundo, una Selección Europea de Rugby a siete. 10 sin tregua ¡¡y además no me dolía nada!!

    Como entrenador, mi etapa de entrenador en el Durango Rugby Taldea, tanto con los juveniles como con el equipo femenino. Una grandísima experiencia humana y deportiva.

    Como directivo de momento… el haberle dado la vuelta económica a una federación como la Gipuzkoana, que iba a ser intervenida por la Diputación Foral y el cambio de ambiente (cultura de funcionamiento e imagen corporativa diría) que creamos entre tod@s. Y por ahora es temprano para hablar de la vasca aunque me quedo con la receptividad que algunos agentes sociales y políticos han mostrado con nuestro deporte y que espero se transformen en hechos, se concreten y fructifiquen.

  • Y de jugador, técnico o directivo, ¿con cuál se quedaría?
    Ninguna duda: Jugador.

    San Mamés, 1989, de pie 4º por la derecha, Selecion País Vasco

No hay comentarios todavía, escribe el tuyo!


Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentario *
Nombre *
Email *
Sitio web